°C
___
______
  • Mínima ___°C
  • Máxima ___°C
___
______
abril 20th 2024, sábado
°C
   ___
  • TEMPERATURA
    °C | °C
  • HUMIDITY
    %
  • WIND
    m/s
  • CLOUDINESS
    %
  • SUNRISE
  • SUNSET
  • DOM 21
    °C | °C
    Cloudiness
    %
    Humidity
    %
  • LUN 22
    °C | °C
    Cloudiness
    %
    Humidity
    %
  • MAR 23
    °C | °C
    Cloudiness
    %
    Humidity
    %
  • MIé 24
    °C | °C
    Cloudiness
    %
    Humidity
    %
  • JUE 25
    °C | °C
    Cloudiness
    %
    Humidity
    %
  • VIE 26
    °C | °C
    Cloudiness
    %
    Humidity
    %

Elegir el momento adecuado para sembrar las patatas es fundamental para asegurarnos una buena cosecha. Con la llegada de la primavera, este cultivo prolifera por gran parte de España, siendo Castilla y León una de las principales comunidades productoras de patatas.

Preparación de la tierra

La plantación de la patata requiere de suelos fértiles, bien drenados y abonados. El arado de la tierra permite su oxigenación y eliminará las malas hierbas.

Hay que tener en cuenta que la patata se sembrará a una profundidad aproximada de unos diez centímetros, por lo que el terreno tendrá que estar preparado desde la superficie hasta, al menos, dicha profundidad.

Siembra de patatas

Cuando la tierra esté lista, y llegado el momento de la siembra, se realizan surcos en la tierra donde se siembran los tubérculos-semilla. Es aconsejable dejar una distancia aproximada de entre treinta y cuarenta centímetros de distancia entre semilla y semilla. El tubérculo se coloca dentro del surco, con los brotes de patata hacia arriba. Posteriormente, se cubre el surco sembrado con un nuevo surco de tierra.

Este proceso se repite de forma consecutiva, por lo que se van alternando surcos sembrados con surcos sin sembrar que sirven para tapar el tubérculo de la patata, del cual nacerán las nuevas plantas de patatas.

Las grandes plantaciones de patatas se realizan con la ayuda de tractores profesionales, que minimizan los esfuerzos y agilizan el proceso.

De regadío o de secano

La patata es un cultivo fundamentalmente de regadío. Su producción aumenta con la ayuda del agua, por lo que el 80% del cultivo de patata en España se hace de regadío. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del tipo de cultivo, de secano o de regadío, habrá que seleccionar una variedad patata u otra. Hay variedades de patata que se adaptan mejor a la falta de agua, mientras que otras requieren de un regadío controlado.

En suelos más húmedos o donde la pluviometría sea generosa, se puede optar el cultivo de patata de secano, donde el agricultor no tendrá la necesidad de proceder al riego de su plantación. En diversas zonas de la cornisa Cantábrica, Galicia y norte de Castilla y León se practica este tipo de cultivo.

El regadío de la patata dependerá de variables como el tipo de suelo, las temporadas de lluvia. Las patatas se siembran en suelos que van desde los arenosos a los arcillosos, reteniendo mejor la humedad estos últimos.

Después de sembrar las patatas, llega un largo proceso. Durante el crecimiento de la planta de la patata hay que vigilar su salud, evitar las plagas, las malas hierbas, hacer un uso adecuado del regadío… Nuestro esfuerzo se verá recompensado con una buena cosecha de excelentes patatas.